Saltar al contenido
Delabios

Cáncer de labio, un enemigo poco conocido

cáncer de labio

El cáncer de labio es una enfermedad poco conocida al ser considerada como un tipo de cáncer de boca o cavidad oral, y aunque aparece en cualquiera de las partes del labio superior o inferior, lo más habitual es que las células cancerosas aparezcan en este último.

Pese a su escaso conocimiento popular, el cáncer de labios es uno de los más frecuentes tumores cutáneos de cabeza y cuello.

En el año 2015 se registraron en España un total de 4.980 casos en hombres de cáncer de labios, cavidad oral y faringe y 1.690 en mujeres, según la Sociedad Española de Oncología Médica.

Causas del cáncer de labio

Hay varios factores que se sitúan como los más frecuentes en personas afectadas por este tipo de cáncer bucal:

  • Una excesiva exposición al sol o a la luz artificial como las de las camillas de rayos uva sin protección. De ahí la importancia de usar bálsamos labiales, y no sólo las cremas de protección solar. La gente suele “olvidar” cuidar los labios del sol, subestimando esta zona de piel tan delicada.
  • El consumo de tabaco, sobre todo cuando se fuma con pipa, y de alcohol.
causas cancer de labio
El tabaco es una de las principales causas del cáncer de labio
  • Este tipo de cáncer tiene una mayor incidencia en los hombres (normalmente mayores de 50 años, de piel clara y con trabajos al aire libre) que en las mujeres, si bien el caso de la actriz Jane Fonda ha hecho que esta tipología de cáncer adquiera una mayor notoriedad pública.
  • Tener antecedentes familiares de este tipo de tumor.
  • Haber sufrido con anterioridad otro cáncer.

Al principio decíamos que el cáncer de labios aparece con mayor frecuencia en el labio inferior y es debido a que éste recibe hasta 12 veces más rayos ultravioleta que el superior, según algunos estudios.

Los labios inferiores castigados por el sol de manera crónica acaban sufriendo queilitis actínica, que se considera una etapa previa al cáncer labial de tipo escamoso (el más habitual) y puede tener también un origen alérgico, por ejemplo a las barras de labios.

Síntomas y diagnóstico de este tipo de cáncer de boca

¿Cómo puedo saber si tengo un cáncer de labio? ¿Cuáles son los signos y síntomas? La respuesta, por más que busques en Google, sólo te la puede dar un médico.

No obstante, aunque a veces puede no dar síntomas, cuando lo hace es en forma de llaga o protuberancia en los labios o la cavidad oral. Se trata de úlceras o bultos que no se curan y pueden picar o escocer.

Los especialistas elaborarán un diagnóstico a partir de una revisión física de toda la boca, la cara y el cuello.

En caso de encontrar algún tejido sospechoso, se te extraería una muestra para hacer en el laboratorio una biopsia que determine si hay células cancerosas y su grado de desarrollo.

En este sentido, un paso más sería la realización de pruebas de diagnóstico por imágenes (tomografías computarizadas, resonancias magnéticas o tomografías por emisión de positrones) para descartar que se haya producido una metástasis.

Una tomografía
Una tomografía

Tratamiento de los tumores labiales

La cirugía es el procedimiento habitual dentro de los tratamientos para curar esta enfermedad. La operación extirpará el cáncer del labio y los alrededores del tejido sano que lo bordean.

En determinados casos es posible que se deban extirpar los ganglios linfáticos del cuello que puedan haber resultado afectados por el cáncer.

La gravedad de la intervención quirúrgica irá en función del tamaño del tumor labial.

Cuanto más grande sea, mayor complicación y, al mismo tiempo, más difícil será la reconstrucción del labio, que buscará que el paciente pueda comer y hablar sin problemas, además de una buena apariencia estética.

Los cirujanos plásticos pueden tener que echar mano de tejido y piel de otras partes del cuerpo para la reparación del labio.

tratamiento del cancer de labio
Cirujanos durante una operación de cáncer de labio

Si el tamaño es pequeño, la operación para eliminar la neoplasia será más sencilla. De ahí la importancia de detectar los síntomas cuanto antes para ponerse enseguida en manos de los oncólogos y profesionales médicos adecuados.

Otro tratamiento habitual para acabar con las células cancerígenas, por sí mismo o complementario a la cirugía, es la radioterapia, que se aplica con máquinas.

La radioterapia para el cáncer de labio consiste en dirigir fuertes haces de energía a la zona afectada.

Por último, entre las técnicas para tratar el cáncer de labios figura la quimioterapia que, como bien es sabido por ser habitual en el resto de tipos de cáncer, recurre a potentes fármacos con efectos secundarios. A menudo se usa en combinación con la radioterapia.

La buena noticia es que nueve de cada diez casos de cánceres de labio que se diagnostican y se tratan a tiempo, se superan totalmente.

De ahí la importancia de tener revisiones odontológicas con regularidad, ya que en estas visitas pueden detectarse problemas más allá de las caries de turno.

Fuentes utilizadas para la elaboración de este artículo:

Cáncer de labio, un enemigo poco conocido
4.7 (93.33%) 3 votes

Resumen
Cáncer de labio, un enemigo poco conocido
Título
Cáncer de labio, un enemigo poco conocido
Descripción
Todo lo que debes saber sobre el cáncer de labio explicado sin tecnicismos médicos: por qué se produce, cómo detectarlo y cuáles son sus tratamientos.
Autor
Web
Delabios.com
Logo